miércoles, 25 de mayo de 2011

Capitulo 8.


Era la madrugada del domingo cuando llegamos a mi casa, mi madre nos mando a dormir a todas inmediatamente, ya que debíamos ir a la iglesia. Claro que eso era imposible de pedir a las mellizas que comenzaron a saltar en sus camas. Sunny estaba muy callada pero la sonrisa no se le borraba del rostro, Marianne…ella estaba muy seria, lo que era muy raro, y yo…bueno, yo sobreviviré.

Entramos a nuestra habitación.

- ¿La pasaste bien Louise? – dije sonriendo

- Claro…- dijo secamente y se sentó en su cama. Garabateó unas pocas palabras y dejó el diario de nuevo en su lugar. Esto si que era extraño. Se puso su pijama y se metió en la cama, todo en menos de 5 minutos.

- Descansa Annie…- dijo y no hablo más. Yo moría de sed, y entonces abrí la puerta para bajar por un poco de agua.

Cuando salí al pasillo vi a Sunny con una vela y su diario, sentada fuera de su cuarto.

- ¿Sunny? – le pregunte y ella me miró y se sonrojó.

- Michelle y…Emilie, no me dejaban escribir – dijo disculpándose con una sonrisa.

- Bien, yo iré por un poco de agua – dije, ella asintió y volvió a su escrito.

Volví a la habitación y vi el diario de Marianne, había dejado la pluma en la pagina donde había escrito, entonces, la curiosidad me invadió, ¿Qué querían que hiciera? Leí la frase que escribió y comencé a reír.

“16 de julio

¡Odio a Lord Stewart Fergusson Víctor Sutcliffe!”

Parecía que había impreso más coraje con cada palabra que escribía. Algo había pasado y tenía que averiguarlo. Pensando en esto, escribí de lo ocurrido, y de mi hermoso plan de venganza, del cual hablaré después. El sueño me venció y me dormí.

Me despertó un…¿piano? ¡Si, Chopan sonaba en nuestra casa, acompañado de un grito de mi madre.

- ¡Emilie! –

- ¡Es domingo madre, debemos ir a la iglesia – dijo Emilie aún tocando, asi despertó a toda la familia

- ¿Qué haré con estas niñas…? – decía mi madre, gire la cabeza y pude ver a Marianne lista, lo que era muy raro.

- ¿Te levantaste? – pregunte observándola

- Bueno, ayer me acosté en cuanto pude, así que estoy fresca – y después me quito las cobijas – anda, ven a que te ayude.

Terminamos de arreglarnos y toda la familia fue a la iglesia, el pastor se puso a hablar acerca de el papel de la mujer en la sociedad: Como esposa, como madre, como hija…todo era normal, y monótono, hasta que por la puerta entraron nuestros cinco jóvenes favoritos, claro que yo no me percaté de esto porque Marianne y yo observábamos cabecear con satisfacción a Jane Asher. Así que Heather me propinó un codazo, mientras que Sunny sacudía la mano de Marianne para que volteáramos. Los cinco entraron, y avergonzados por llegar tarde, (claro, todos menos Lord Lennon que se portaba como si todos deberíamos agradecerle por estar allí, y llegar tarde) se sentaron detrás.

El pastor no se inmutó y continuó con su discurso. Pero todas las mujeres, ya fueran chicas atraídas, madres expectantes, o simplemente señoras buscando la novedad, o saber de lo que todas hablaban, dejaron de concentrarse. Vi la expresión de Lennon, parecía que todo eso le gustaba, ser el nuevo centro de atención…la novedad en Meryton…el…

- ¡Annie, por fin se durmió! – susurró feliz mi hermana

- ¿Y porque no miras hacia atrás como todas Louise? – dije, ya que era raro que Louise no estuviese buscando la mirada de Sir Paul –

- Porque no tengo ganas de ver a Lord Engreído – dijo ella mirando aún al frente –…y Paul mira a Sunny – volteé y era cierto Paul miraba con una sonrisa a Sunny, y esta se la devolvía – pero es pequeña, ¿no? – prosiguió Marianne – es decir… -

- Y la mujer, debe en todo obedecer a su marido…- decía el ministro y Marianne fingió escucharlo, ya que mi madre nos miró severamente.

- Sir Paul, Marianne…- dije corrigiendo el que ella lo llamara solo por su nombre, además de que estábamos en un lugar público - , y Susan se presenta a sociedad en diciembre. –

- Lo se…- dijo ella – será una linda fiesta. –

Suerte que la reunión terminó pronto. El ministro nos despidió y fuimos a casa, mis padres fueron a resolver unos asuntos después de comer y las cinco hermanas nos quedamos solas en casa.

- ¿Y ahora? – dijo Sunny quien estaba sentada en uno de los sillones de la sala

- ¡Una excursión a la vieja casa de los rosales! – dijo Michelle sonriendo

- ¡Si! – dijeron Emilie y Sunny al mismo tiempo

- No lo se…- dije temiendo que alguno se apareciera por allí

- ¡Oh, vamos! – dijo Emilie suplicante – quiza sea la última vez… -

- ¡Esta bien! – dije y Marianne sonrió

- ¡Iré por el saco! – dijo corriendo escaleras arriba

Salimos de la casa, y nos dirigimos a la vieja casa de las rosas. Tenía un vestíbulo que nos agradaba mucho. Entramos por una de las grandes ventanas, que estaba abierta.

- ¿Y bien? ¿Qué representaremos ahora? – dijo sonriendo Michelle

- ¡Hamlet! – dije emocionada

- ¡Romeo y Julieta! – dijeron Marianne y Emilie al mismo tiempo

- ¡El mercader de Londres! – dijo Sunny

- Bueno, hagamos papeles – dijo sonriendo Michelle, y Sunny escogerá el papel. Todas lo hicimos y los pusimos en el sombrero de Emilie.

- Romeo y Julieta – dijo Sunny leyendo el papel que había sacado.

- ¡Bien! – dijeron Marianne y Emilie –

- Bueno, repartamos los papeles – dije

- ¡Pido a Romeo! – dijo Marianne casi gritando

- Haremos un sorteo Louise…- dije riendo – así será justo.

- Bien – dijo ella riendo

Así que metí los personajes en el sombrero y comenzó Emilie a sacar papel.

- ¡Seré…Capuleto, madre y fraile! - dijo sonriendo

Michelle, que estaba impaciente, sacó el próximo.

- ¡Seré nana, Capuleto…y el boticario!, pero si yo quería ser Julieta…-

- ¡Veamos….Annie! – dijo Louise sonriendo y pasándome el sombrero –

- Bien…- dije tomando el papel y desdoblándolo - ¡No! ¿Julieta? – dije mirando el papel – Ahh…-

Marianne tomó emocionada el sombrero, sólo quedaban dos posibilidades, y la que ella quería era una de esas.

- Mercucio…- dijo mirando resignada el papel, - bueno, al menos moriré trágicamente – dijo y todas reímos por eso

- Lo que quiere decir que…- dijo Emilie mirando a Susan - ..eres Romeo…-

- ¿Romeo? – dijo ella – pero…es un chico –

- Si…- dijo Michelle - ¿y?-

- Pero es una vergüenza…- dijo Sunny – no quiero…-

- Fue un sorteo Sunny – dijo Marianne mirándola suplicante -

- ¡No quiero! – dijo ella – es más, me regreso a casa. –

- Bien…- dijo Emilie – pero es la ultima vez que estaremos aquí –

- Ya les dije que la casa es muy ostentosa – dijo Sunny mientras salía – no me gusta. Las veré después. –

Emilie hizo por detenerla, pero la detuve.

- Deja que se vaya, ella no quiere…- dije

- ¿Entonces puedo ser Romeo? – dijo feliz Marianne

- Si Marie…puedes ser Romeo – dije riendo

- ¡Si!! –

Sir Paul, junto con Lord John que quería mostrarles la casa a Lord Stewart, Lord Richard y Lord George, quienes no la habían visto, estaban viendo la entrada. Stewart examinaba unas herrerías cuando escucho una voz.

- ¡SI!! – escucho débilmente

- ¿Lady Louise? – pregunto extrañando mirando hacia el origen del sonido, ¿Sería posible que estuviera allí? Lord John también miraba hacia el mismo punto, así que sigilosamente abrieron la puerta, y escaleras abajo vieron algo que los dejó sorprendidos.

Lady Anna se batía a duelo de espadas con Lady Emilie y Lady Michelle.

- Louise, se supone que soy Julieta – dijo ella mientras chocaba lo que usaban para mover el fuego de la chimenea con un arma similar de Michelle –

- ¡Pero nos faltó Benvolio! – dijo Michelle

- Esta bien – dijo Anna - Lo que hago es apaciguar; torna tu espada a la vaina, o sírvete de ella para ayudarme a separar a esta gente.

- ¡Qué! ¡Desnudo el acero y hablas de paz! Odio esa palabra como odio al infierno, a todos los Montesco y a ti? Defiéndete, cobarde! – dijo Emilie y las tres peleaban
 

- ¡El príncipe ha llegado! – dijo Marianne con voz grave – y deja una advertencia a todos aquellos que vuelvan a pelear en las calles. –

Entonces, Emilie y Michelle, salieron y Anna se quedo, mientras Marianne entraba.

- ¿Qué es lo que hacen? – dijo curioso Richard observándolas

- Romeo y Julieta…- dijo sonriendo Stewart

Las chicas desarrollaban algunas escenas al azar, donde terminaron cambiando de personajes pero no dejaban a Anna abandonar su papel de Julieta, y los Lords y Sir las miraban muy felices, Sir Paul se preguntaba donde estaría la hermana menor. Era muy probable que ella no quisiera seguir las ideas de sus hermanas, y por lo mismo el se imaginaba que ella, no habría ido.

En ese mismo momento la madre, que había olvidado un documento entró a la casa y vio a Sunny.

- ¿Susan? – dijo confundida – Creí que fueron a comprar listones –

- Si…- dijo ella

- ¿Y las demás? – dijo su madre buscando indicios de sus hermanas, pero no encontraba.

- Bueno, estábamos comprando listones y…- dijo Sunny mirando el suelo

- ¿Dónde están Susan? – dijo de una forma molesta y alzando la voz

- En la vieja casa de los rosales…- dijo ella asustada

- ¡Julieta! - decía Michelle

- ¡Ya voy haya! – dijo Anna mirando hacia atrás - Dulce Montesco, sé fiel. Aguarda un minuto más, voy a volver. –

- ¡Oh, dichosa, dichosa noche! Como es de noche temo que todo esto sea un sino un sueño: dulce, halagador a lo sumo para ser real…- dijo Marianne, pero entonces se escucharon golpes en la puerta. Ellas, rápidamente pusieron algunas cosas en su lugar y guardaron las cosas en un saco que se puso Anna atrás.

Sabía que algo así pasaría…esto no esta bien, podían ser ellos, ¿Y que diríamos? Subimos rápidamente las escaleras, y casi me voy hacia atrás cuando vi a Lord John sonriéndome socarronamente.



- Son ustedes muy interesantes, Lady Victoria…-



La puerta volvió a sonar y Lord Richard fue a abrirle a la sorprendida Condesa de Wilton.



- Mi Lady, - dijo haciendo una reverencia –

- Mostrábamos a sus hijas la casa – dijo Lord Stewart

- Ellas dijeron que no vendrían sin usted – dijo John mirándome, en realidad no podía creer que estuvieran diciendo eso – pero, nosotros insistimos demasiado – En eso, Sunny se asomó por la puerta y Paul la miró con una sonrisa, por lo que ella, sonrió, se sonrojo y miro hacia abajo.


Mi madre, quien estaba aliviada, feliz y abrumada, no supo que decir.

- Y queríamos invitarlos mañana – dijo Paul aún sosteniendo su mirada en Sunny, lo que molestó a Marianne – a toda la familia, a una cena. Mi tío y mi abuelo vendrán a Meryton, y quisiéramos que estuvieran presentes. –

- Por supuesto Sir – dijo mi madre que, casi explota de la felicidad – bueno hijas, debemos irnos – dijo mi madre, convencida de que todas tendríamos un matrimonio muy bueno. – caballeros – dijo inclinándose.

- Me debe un favor, Victoria – dijo Lennon quedamente –

- Hasta luego mi Lord – dije intentando que mi enojo no se expresara en palabras.

___________________________________

(Entra Anna con palomitas)
 Anna: Marianne...¡Apurate! 
(Entra Marianne con te helado en 2 vasos)
Marianne: ¡Ya voy! 
Anna: ¡Hola gente! 
Marianne: ¡Hola!
Anna: Hoy veremos un filme...
Marianne: Oh, Romeo...Romeo...
(Entran John y Stewart)
John: ¿Que es eso mi Lady? (dice señalando las palomitas)
Stuart: ¿Porque estan vestidas asi? 
Marianne: ¿Porque no se pierde por ahi mi Lord....?
Anna: ¡Marianne!
Stuart: No importa, un dia aceptara que me ama
Anna: jajaja, y yo amo a John
John: ¡Lo dijo! ¡Lo dijo!
Anna : ¿eh?
(John tira las palomitas que ella tiene en su mano y comienza a perseguirla...)
Marianne: Anna...¡Quiero ver a Leo!
Stuart: Yo lo veo con usted...
Marianne: Bueno, ayudeme con el te (dice dandole los vasos y ambos salen del blog)

3 comentarios:

  1. awwwwwwwwwwwwwww lo ameeeeeeeeeeeeeeee jajajajajajaja me dio risa la parte de romeo y julieta XD ya espero el proximo ;) las quieroooooooo

    ResponderEliminar
  2. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! lo ame el capitulo e slo mas chicas!!!!!!!!!!!!!! sigan escribiendo que me fasina!!!!!!!!!!! me encnata me mata!!!!!!!!!!! es lo mas... lo mas!!!!!!!!!!!!!!!!! jejejejeje

    aaaaaaaaaawwwwwwwwwwww!!!!!!!!!!! que ternura!!!!!!!!!! pelee con espadas!!!!!!!!!!!! jejejejejeje es lo mas!!!!!!!!!!!!!!!!!

    espero ansionsa lo que sigueeeeeeeeeeeee aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhh

    ResponderEliminar
  3. Muy genial!!! me encantoo!!!
    Romeo y Julieta *-* aaaahhh!!! muy genial!!!
    ya quiero leer el próximooo!!!
    las quierooo!! :D

    ResponderEliminar