lunes, 9 de mayo de 2011

Capitulo 3

Eran una molestia. Eso era lo que sentía en ese momento. Ahora ni un simple paseo al pueblo podía hacer, sin encontrarme con los Duques y el Marqués.

Las mellizas se emocionaron con el rumor que Miss Jane y Miss Patricia habían acabado de contar. Un baile, ese incomodo evento social, en los que la nobleza debemos participar y fingir simpatía con los demás. Además, tenía que bailar.

Stewart, al otro lado de la calla y al bajar del carruaje, sonrió levemente al verme, y yo respondí su sonrisa.

- Bueno… ¿nos acercamos?- pregunto Emilie algo impaciente y yo negué.

- Una Lady… y una Vizcondesa no hace esas demostraciones, Lady Alexandra.- las mellizas al escucharme empezaron a reír.

- Eso es verdad, Lady Victoria.- agrego Sunny. – Me alegra que ahora tome su titulo enserio.- Marianne se unió a la risa de las mellizas al escuchar a Sunny.

- Ahora, mis queridas Lady, vámonos a caminar, ya que a eso vinimos.- dije tratando de ahogar mi risa, y empecé mi caminar hacia la boutique.

Los tres caballeros nos observaban con una leve sonrisa en sus labios.

- Quien iba a decir que las íbamos a encontrar aquí, Paul.- dijo John, mientras acomodaba su sombrero.

- Se me hizo predecible, sobre todo de Lady Victoria.- respondió McCartney, mientras miraba a Stewart. – ¿Las seguimos?-

- Esa, mi querido Marqués de Bath, me parece una magnífica idea.- John empezó su marcha, seguido de un callado Stewart y un interesado Paul.

En la boutique, miraba el vestido de color verde que había encargado hacia más de una semana. Las mellizas se tomaban las medidas para dos nuevos vestidos, Marianne miraba una tela recién importada de Francia, y Sunny miraba los zapatos de la temporada pasada.

- Esta segura que me quedara bien?- pregunte mientras miraba la cintura, algo estrecha.

- Si Lady Anna. Además, el vestido también está confeccionado para usar sin corsé.- respondió la modista, con una sonrisa en sus labios.

- Seria raro.- dije en voz baja y tome el vestido para probármelo. – Louise, ¿me acompañas?- Marianne asintió levemente y ambas nos dirigimos a la habitación para cambiarme.

Mientras me cambiaba al vestido verde, Sunny llamo a la puerta, provocando que Marianne, que me ayudaba, ajustara un poco el corsé que me ayudaba a arreglar.

- Marianne, esta apretado.- dije un poco incomoda, pero ella me ignoro para abrir la puerta.

- ¿Que pasa Sunny?- pregunto algo confundida.

- Marie… los Duques y el Marqués están en la tienda.- respondió algo agitada Sunny.

- Victoria, vamos.- dijo Marianne, mientras tomaba mi mano y me halaba hacia el recibidor de la boutique.

- Lady Anna, Lady Marianne.- saludo Paul, con una reverencia.

- Marqués.- respondió al saludo Marianne sonrojándose levemente.

- Es un lindo vestido, Lady Victoria.- dijo John al verme.

- ¿Se encuentra bien?- pregunto Stewart al verme algo agitada.

- Si, Lord… estoy bien.- respondí tratando de sonreír.

- Esta algo agitada.- agrego John. Sonreí y busque donde sentarme.

- Louise… me ahogo…- pensé mientras con mi mano trataba de soltarme un poco el corsé.

- Victoria… ¿Segura que estas bien?- pregunto Heather. – Estas… sudando frio.-

- Me ahogo…- dije en voz baja. – Marianne… podrías…- no alcance a terminar mi frase, ya que sentí que me desvanecía.

- ¡Hermana!- grito Emilie acercándose a mí.

Marianne se acerco también y quitando algunos botones de mi vestido, y las las mellizas distrayendo a los caballeros, soltó un poco mi corsé.

- Te matare cuando estemos en casa.- sonreí al decir eso y Marianne volvió a abrochar los botones. - ¿No me vieron, cierto?- Sunny sonrió levemente y negó.

Marianne arreglo el vestido y volví junto con Sunny a la habitación para cambiarme, mientras que Marianne y las mellizas hablaban con los Duques y el Marqués. Al salir de la habitación, entregue el vestido y mientras esperaba a que me lo arreglaran para llevar, me acerque al estante de los zapatos para elegir unos que quedaran bien.

- Lady Victoria… luce un hermoso corsé beige.- al escuchar esas palabras de Lord Winston, me sonroje completamente.

- Ahm… Señor Duque… le pido el favor que se dirija a mí con mi primer nombre, y también que no hable de mi ropa interior. Se lo agradecería.-

- No hay problema, Lady Victoria.- Lennon sonrió al decir las últimas dos palabras, y se alejo de mi.

- Morirá también…- pensé mientras tomaba los zapatos que iba a llevar. – Sera un accidente de caza…-

- Estamos listas.- dijo Emilie, mientras tomaba mi bolsa.

- ¿Podemos ir por algunas cintas?- pregunto Sunny algo emocionada, provocando una sonrisa por parte de Sir Paul.

- Pero ayer compraste cuatro, ¡mejor vamos por sombreros!-

- Apoyo la idea de Heather.- Marianne miro a Paul y sonrió. – Con permiso caballeros.-

Sentí alivio al escuchar esas palabras de Marianne hasta que…

- ¿Podemos tener el honor de acompañarlas en sus compras?- pregunto algo tímido Lord Fergusson.

Las cuatro hermanas me miraron suplicantes y suspire.

- Espero que no seamos una molestia.- respondí tratando de no escucharme fastidiada con la idea, y salí de la boutique, seguida por Marianne, las mellizas y Sunny.

Sir Paul y Lord John miraron a Lord Stewart y asintieron.

- Que magnífica idea, Stu…- dijo John, y salió de la boutique detrás de nosotras.

- Que no se te note que te gusta una de ellas.- Stewart suspiro y salió de la tienda, seguido por Paul.

Después de dos horas de compras y de caminar sin parar, nuestro padre llego en un carruaje para recogernos.

- Mis niñas… veo que han estado bien acompañadas. Señores, buenas tardes.- los tres jóvenes saludaron a nuestro padre y el sonrió. – Esta todo preparado para la caza… pueden pasar cuando gusten.- Los tres caballeros asintieron.

- Entonces, pasaremos mañana, Señor Conde. Espero que sea un hermoso día como hoy.- respondió Paul y John sonrió mientras miraba a Marianne.

- Nos vemos entonces mañana. Señores, con su permiso nos retiramos.- las cinco hicimos una reverencia y subimos al coche, seguidas por nuestro padre.

- Padre… Louise casi me mata.- dije en tono de burla y Marianne se sonrojo.

- Pero estamos bien.- respondió mi padre y yo asentí. – Espero que no les incomode acompañarnos mañana. Sobre todo tú Annie.- suspire al escucharlo y asentí.

- Solo si mi madre no sigue con sus planes de matrimonio.- dije y dirigí mi vista a la ventana del carruaje.

- Eso, mi niña, es algo que yo no puedo controlar.- Sunny y las mellizas se miraron y suspiraron las tres.

- ¿Cuándo seremos presentadas en sociedad?- pregunto Emilie y mi padre empezó a reír.-

- ¡Mis niñas crecen tan rápido!... Emi, Sunny, Michi… su madre y yo pensábamos hacer la fiesta en diciembre… mientras tanto, tienen que aguardar un poco. Irán a fiestas, pero no podrán participar activamente en ellas.-

- Odio esto de los títulos.- dijo Emilie y cruzo sus brazos.

- Pero es una norma que debemos seguir…- agrego Sunny algo molesta.

- Ja… ja…- me burle en voz baja, sin dejar de ver a través de la ventana.
-----------------------------
(Vuelve Anna, sin bajar del caballo)
Anna: Bueno... mi hermana cabalga tan rápido que tardara en llegar a dejar su presentación.
John: Y yo cabalgo a la par con Anna... ¿Cómo están?
Anna: Espero les guste el capitulo de hoy.
John: La venganza de mi querida Vizcondesa sera dolorosa... ¿Cierto?
Anna: No tanto así... pero me cobrare esta (Sonríe levemente y su caballo empieza a caminar)
John: Gracias por leer... ¡nos vamos!
(Anna y John se alejan cabalgando y dos minutos después llega Marianne, que aun huye de Stewart)
Marianne: ¿Anna?... ¿Alguien?... ¿Hola?
Stewart: ¡¡Marianne!!... ¿Por qué huyes?
Marianne: ¡Alcánzame y te respondo! (Huye nuevamente del blog y Stewart suspira)
Stewart: Vaya juego... (sale detrás de Marianne en su caballo, a paso lento.)

3 comentarios:

  1. jajajajajajjajaa me encanto !!!!!!!!!!!!! ya se esta poniendo cada vez mas buena ......................... ya estoy esperando el siguiente ;)

    ResponderEliminar
  2. Chicas aca estoy holas!!!!!!!!!!!!! me quede re atrasadidsimaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa... es que empece la facu y ando a mil... tratare de actuliazar mi novela y de actualizar con nan la nuestra....xD... bueno que decirles me encanta la novela nuevaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! es genial... como dice maria... cada vez se pone mas interesante.... las amo!!!!!!!!!!!!!!! y me encanta que sea de epoca.... saben que se me vino a la mente cuando lei el primer capitulo.... me acorde instantaneamente de montescristo! no se por que... jejejeje... debe ser la epoca.... jajajajaja

    dios los chicos en esa epoca!!!!!!!!!!! AAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHH BELLOS COMOO SIEMPRE............ MUEROOOOOOOO ME ENCANTA TENER MELLIZA!!!!!!!!!!!!!!!!!! ya que no tengo hermanas... ni hermanos........... gracias por decirme michelle y no heather ajajajajaja.... las quiero muchis y hoy me conectare.... espero encontrarlas las quiero mucho!!!!!!!!!!!! y sigan escribiendo... muero por leerrrr.... ah

    ,me olvidaba.... marianne cuando cuando llego a the carven...????? y marce que pasa que no quise besar a george aun.... quiero un beso con george.... hahahahahaha... es para ambas la peticion jajajajaja....
    las adoro chicas y sigan son una genias....

    ResponderEliminar
  3. Muy genial!! muy genial!!
    y Lady Anna tan vengativa jajaaj morira también.. sera un accidente de caza jajaja me encantoo!!

    ResponderEliminar